Cervezas artesanas

Cerveza artesana

Las cervezas artesanas son cervezas sin aditivos ni conservantes y sin pasteurizar . Están vivas y son un producto evolutivo, que cambia cada día un poco, con presencia de levadura viva (visible o no). Es un proceso natural a partir del grano, malta, sin utilizar extractos ni productos distintos del agua , levadura , lúpulo y el cereal para hacer el malta .

El sistema de elaboración consta de cinco etapas básicas: maceración, cocción, enfriamiento, fermentación (la primera en un fermentador y la segunda en la misma botella) y envasado. Para garantizar la calidad del producto los lotes de producción de cerveza artesanal tienen un máximo de 7500 litros por caldera de cocción. No se admite el uso de calderas de gelatinización, con el objetivo de obtener fuentes extras de azúcares a partir de ingredientes como el maíz o el arroz. La gasificación de la cerveza se hace de forma natural durante la segunda fermentación.

El proceso artesano debe ser un proceso ‘todo grano’ que parte del grano (malteado o no). No se admite ningún tipo de extracto (ni de maltas ni de lúpulos) para la obtención del mosto de la cerveza. Tampoco se admite el uso de aditivos ni coadyuvantes tecnológicos (antioxidantes, conservantes, colorantes, estabilizantes, etc.) sintéticos. En algunas variedades la composición puede incluir también otras materias primas naturales para aromatizar-las (azúcares, especias, frutas, etc.).